LA OSV EN MI ESCUELA POR DENTRO

Imagen

LA OSV EN MI ESCUELA es el programa socioeducativo bandera de la Orquesta Sinfónica de Venezuela, Patrimonio Artístico y Cultural de la Nación. Celebrando los 84 años de existencia de nuestra institución y el V Aniversario de este programa que nos ha llenado de orgullo y grandes satisfacciones, Prensa OSV conversa con sus protagonistas, los profesores que semanalmente viven la experiencia de compartir su pasión y amor por la vida a través de la música con cientos de niños en los conciertos didácticos en la sede de la OSV, el Teatro Teresa Carreño y en las diversas escuelas públicas de Caracas y algunas ciudades del interior del país.

CARLOS ALBERTO PABÓN: ENRIQUECER LA VIDA DESDE LA MÚSICA

carlos pabon

Prensa OSV. Especial. Evelyn Navas Abdulkadir. Carlos Alberto Pabón acaba de ingresar a la Orquesta Sinfónica de Venezuela como Solista Asociado en la fila de flauta. Su estreno fue precisamente con el concierto didáctico de La OSV en mi Escuela. A propósito de esta experiencia conversamos con él y compartimos sus impresiones.

Carlos Alberto Pabón comenzó a estudiar música  con la profesora María José León en 1998 en la Escuela de Música Benito Canónico en Guarenas, estado Miranda e ingresa rápidamente a la Orquesta Juvenil Ambrosio Plaza de esa ciudad. Luego prosigue sus estudios en el Conservatorio de Música Simón Bolívar bajo la tutela del profesor José García. En el año 2004 forma parte de la Orquesta Sinfónica de Juventudes Francisco de Miranda como flautista principal tras audicionar.

Es un joven muy activo y estudioso que ha participado en clases magistrales con Glenn Egner, José Antonio Naranjo, María Gabriela Rodríguez, Víctor Rojas, Miguel Pineda, Raimundo Pineda, Efraín Oscher y José Medina. También ha recibido clases magistrales con maestros Internacionales como Peter Lukas Graf, Philippe Bernold, Jean Louis Beumadier, Michael Hassel, Alexa Still, Hernán Jara, Michael Debost, Jacques Zoon, Kathleen Chastain, Dennis Bleutau, Jachinte Forrand y Sussan Hoepnner.

Se ha presentado como solista con la Orquesta Filarmónica Nacional y la Orquesta Sinfónica de Juventudes Francisco de Miranda. Formó también parte de la Orquesta Juvenil de Caracas y de la Orquesta Filarmónica Nacional.

Como miembro activo de La Sinfónica, decana del movimiento orquestal venezolano, Carlos Alberto Pabón ahora porta con orgullo el uniforme de la OSV.

Prensa OSV: ¿Qué siente por La OSV en mi Escuela?

CP: “Desde la primera vez que me invitaron a participar en estos conciertos didácticos me he sentido muy complacido, llena de mucha alegría el compartir con  tantos niños emocionados y felices por ver a la orquesta en pleno”.

Imagen

Carlos Pabón, integrando la fila de flautas de la OSV

Prensa OSV: ¿Cuál ha sido el momento más significativo vivido con esta experiencia?

CP: “Imagínate, me estrené como flautista de la OSV con La OSV en mi Escuela, así que será algo que valoraré siempre. La presencia de tantos niños en la sala fue muy significativo para mí”.

Prensa OSV: ¿Cuál es el aporte de la OSV con este tipo de programas a la educación de la niñez venezolana?

CP: “Para mí, el simple hecho de culturizar a los niños, de darles la oportunidad de conocer cómo funciona y trabaja una orquesta sinfónica, aporta a sus vidas mucho a nivel cultural. A esa edad, por ejemplo, yo no tuve esa oportunidad de enriquecer esa parte artística y la educación musical inicial es necesaria en el sistema escolar. Por eso es tan importante llegar a cada escuela con un programa socioeducativo como el que emprende la Orquesta Sinfónica de Venezuela. Todo lo que sea cultura para los jóvenes es un gran aporte para sus vidas”.

Carlos Pabón

El profesor Carlos Alberto Pabón también nos comenta sobre su ingreso a nuestra institución: “Fue una audición exigente, es quizás el reto más fuerte que tiene un músico. Al conocer el valor histórico de la institución para la que audicionas, se convierte en un reto mayor, pues es la primera orquesta sinfónica profesional del país con una sólida trayectoria. Requirió horas de estudio intensivo, un enfoque exclusivo y una concentración única, a medida que se acercaba el día la presión aumentaba, pero gracias a Dios se consiguió el objetivo”.

Sin duda, el estudio y la constancia le rindieron frutos, pues el mismo día de la audición el jurado tomó la decisión tras una hora de deliberación: “No lo podía creer, de verdad, lo asimilé a los días. No podía creer que había entrado a la OSV, fue una alegría inmensa. Todavía recuerdo el momento y me parece increíble, mis mejores amigos estaban conmigo en la audición, fue un día inolvidable”.

Una constante en la Orquesta Sinfónica de Venezuela al ingresar un nuevo miembro es ser saludo por el resto de sus compañeros: “Yo estaba con las expectativas a millón, muy nervioso, pero todos me dieron gran apoyo. Fui recibido por cada uno de los miembros de la OSV y han sido muy receptivos conmigo”, expresa Pabón.

Hoy Carlos Alberto Pabón se siente a gusto en su nueva posición: “Para mí, la OSV es una institución ejemplar en el país, por donde han pasado los mejores flautistas venezolanos de la historia. Significa un legado de música, cultura y arte para todos. Siento gran orgullo de ser parte de sus filas y significa una gran responsabilidad por el enorme compromiso de preservar el altísimo nivel artístico de la fila de flautas y de la orquesta en general”. Bienvenido entonces y muchos éxitos.

Crédito fotográfico: Prensa OSV José Gregorio Paredes @fotoplusccs

Anuncios